domingo, mayo 18, 2008

...¿Qué será de mí en mi muerte?

No sé, la verdad, que anda tramando la vida... últimamente (y sin mencionar a Serrano) me toca enfrentar muerte tras muerte... y no, tampoco tienen relación con mi carrera... Lo peor del caso es eso, esta temporada además del clima gris y ausente de mi capital, se me está muriendo gente muy cercana... y en la misma época, a días de diferencia...
No puedo evitar que este corazón de barro se remoje con llanto... así como tampoco puedo dejarme vencer por asuntos meramente naturales...




Contradictoriamente, entre lutos y bondades...
Belén... debatiendo el sueño y la hematología

7 comentarios:

Cerberox dijo...

Y sencillamente, nos sentamos a tu lado y hacemos de todo esto; una parodia para dejarla atras.

En estos mismos días, donde nada tiene sentido y la lógica advierte que vendran tormentas; nos sostendremos de la mano y continuaremos adelante, ante tanta diversidad de emociones que nos quieren tragar de un solo bocado.

Tu leon, amor.. donde siempre esta cuando lo necesitas XD

Mario Gensollen dijo...

Lo lamento. Me gusta tu blog. Un abrazo desde México.

Mario Gensollen dijo...

Por cierto, te recomiendo un libro que quizá ya hayas leído. Se llama "El orden natural de las cosas" de Antonio Lobo Antunes. Está editado en Siruela.

Anónimo dijo...

ohhhh q bella xiyiya...ich liebe dich auss bel..
me acordaba de los sabads de pintura..todavia me debes una camizeta... hahahahahahhaha pero la tuya

buenam semana xikikikiya y deaj esos pensamientos a un lado..me voy a comer algo

*krstn*

Adriana Lara dijo...

será especial o no lo será. Sólo eso.

PaoValdivieso dijo...

Hya cosas en esta vida que no podemos evitar y una de esas es la muerte... la vida es algo que se nos presta asi que pase lo que pase trata d evivir tu vida y no que te la vivan te dejo un beso cuidate

Xesca dijo...

Bien, poco se puede decir, sino tan sólo que no son lo mismo los muertos ajenos a los muertos propios. Que una piensa que tal vez las cosas no nos van a afectar y sin embargo lo hacen.

Son épocas, pasan, se viven (o se desviven) y una anda en espera que lleguen mejores y llenas de alegría y risas. Por el momento está todo gris, pero aunque no se puede evitar, pasará.

Besos Belén!!! Y una mañana verás que el sol brilla de nuevo. Sé que hace ya unos días de este post, por tanto espero que a este comentario ya se dibujen sonrisas en ti.