martes, junio 16, 2009

De los días y los "entiendo"... // foto "Sepiando" por mí

"Y yo les propongo, de verdad les propongo que se atrevan a vivir lo mismo que todos nosotros hemos vivido.
El que desee hacer comentarios o dar consejos constructivos sobre esta carrera... que primero viva una semana cómo las que nos ha tocado sobrellevar durante meses..."
Carta para Comedidos y Comediantes
Belén Jaramillo Robayo

Hace algunos días, me defendí de toda crítica social (jaja) con una bonita carta en la que relataba cómo es la vida del estudiante de Medicina y qué tan fácil le resultaría a cualquiera de los que me juzgan probar un poco del alboroto que se me da a mí, a diario.
Creo que nadie que no haya pasado por las mismas aulas, que no haya sentido la misma sangre y la misma tensión que el bisturí entre mis manos... creo que nadie más que no sea otro estudiante de lo mismo, puede atreverse a dar un comentario o una opinión válida al respecto...
Para muchos, a estas alturas de mi vida, ya soy un completo fracaso...
Yo no lo veo así...
Lo que nadie de verdad entiende es que tras el telón de fracaso con que me pintan, hay una historia enorme de dos años en lucha constante por avanzar... Así que, con mi mejor rostro, me recuerdo que
Nadie está en la obligación de entenderme, ni de comprender realmente qué es lo que está pasando en mi vida
(sin embargo, agradezco a aquellos que opinan midiendo bien las limitaciones de experiencia compartidas...)
Un abrazo terrible, lleno de inestabilidades y sonrisas...
Labelén de todos los días

3 comentarios:

Edu dijo...

La medicina, como la educacion, son las dos profesiones, que hacen al ser humano, mas humano. Si el profesor o el filosofo cura el alma, el enfermero o medico, cura el cuerpo, para que el otro cure el alma.
Un Saludo.

Cerberox dijo...

Solo recuerda, que la empatía es bidireccional.

No solo puedes pedir, sin no dar a cambio al menos un poco de paciencia.

Un fuerte abrazo Pequeña y suerte con todo lo que deberás superar tras el mal mencionado "fracaso".

Xocas dijo...

Lo has encajado bien. No parece que vaya a hacerte mella... ;))

Sólo el que lucha sabe por qué lo hace y hacia donde va. Hablar es otra cosa.

Bicos