domingo, julio 19, 2009

Conversaciones de pajaritos...


"Oír un tango es besar con lágrimas el amarillento retrato de ese amor que intuimos imposible y que nuestra memoria rompe, para volver a armarlo en tardes de aguacero y soledades, como una pregunta fracturada.

Oír tango es poner el pecho ante la adversidad y embriagarse en el alcohol de la añoranza.

Oír un tango es haber plantado la sonrisa en el volver a un tiempo que nunca conocimos pero al que amamos como si estuviera situado en el futuro..."














SOY EL QUE PUDE
Francisco "El Pájaro" Febres Cordero

2 comentarios:

Edu dijo...

A mi tango, me suena a fijar el momento y con ello el corazon en los pies y en el movimiento de ellos, para buscar la perfeccion.
Un Saludo.

Cerberox dijo...

No olvides, que el tango también fue parte del inicio está relación que nos ha entregado la vida.

Recuerda nuestros tantos y todos los iguales; que nos quedaron marcados para la eternidad.