domingo, marzo 21, 2010

A ratos // foto: viernes, conferencia, marzo (2010)

A veces siento que fumo demasiado
y que sigo siendo una romántica
pese al tiempo, al tabaco, a la ilusión.
A ratos, como hoy, me siento ajena
al pasar de la vida delante, frente a mis ojos.

A ratos busco la luz del pasado que me negaste
y por consiguiente,
el presente se alimenta de versos, de fantasías,
de las promesas y amenazas que nos quedaron pendientes,
de todo el porvenir que no veremos jamás.

Siento que la ciudad tiembla,
que mis brazos, desnudos de tus abrazos,
aceleran la tarde cuando te pienso.

Y es que a vos, por así llamarte de algún modo,
te he tildado de poesía
desde esta prisión a la que me someto
en días viernes y fiestas de guardar.

Mi letra se inclina aún al Atlántico de tu sombra,
al oriente de tanta, tanta, tanta,
tanta soledad almidonada en tu recuerdo...

4 comentarios:

Cerberox dijo...

Poesía, tiene todo lo que puedas pedirle y todo lo que no podrá darte a cambio.

Me encanta, la forma en que describes a tu soledad almidonada, tiene un encanto que me ha hecho sonreír a pesar de que el tema no está especificada la emoción a sentir.

Quizás, necesitas un encuentro no anticipado para que puedan conversar y volverse a tomar de las manos, al menos dirigirse la palabra sin discutir; al menos, están presentes aunque no quieran compartir un café y eso me da aliento a continuar apoyando, a sentarme con las rodillas partidas pero estables al paso de los días.

Amor, a ratos y siempre; es buen momento para recoger los pasos y devolverlo en presencias, la ausencia jamás ha sido buena compañera.

xenevra dijo...

Cuanta dulzura para un tema quizás, a ratos, agrio. La luz del pasado fue, y seguro que iluminó todas y cada una de estas maravillosas letras. Para que pedirle más? Algunas veces es mejor no llegar a ciertos futuros.

Un gran descubrimiento tu blog.
Un saludo desde el otro lado del Atlántico

Ziysanma dijo...

Sabes qué me atrapo? tu inicio. Hiciste que encendiera un cigarra para continuar leyendo, me fui resbalando de apoco en esa historia, en esas palabras y de pronto te deje un comentario.

Me agrado. Suerte

YoSabina dijo...

Que solo sea a ratos y no morirás.

YoSabina