jueves, diciembre 06, 2007

Quito, infierno perfecto // foto by Me

No caben más silencios.
Este infierno se ajusta
a la cintura de los sueños
y late,
destruye,
se hunde
en cada pupila
que se incendia con él.

1 comentario:

Xavier Villavicencio Barrezueta dijo...


No permitas que te consuma el infierno.. recuerdas tus palabras, en el centro de nuestro inicio


Lejanamente, podre comprender como funcionan esos desvarios nuestros, peor el decirte una solución indolora...
solo se que me aferro a tus mismos dolores, que los extraigo de ti. Los vuelvo mios y luego los arrastro lejos, donde no puedan absoverte..

amor, no dejes que te muerdan las cirscuntancias, no dejes que el tiempo te derrame más lágrimas, hoy el día entre la noche y el existir de cada momento...

deja que todo fluya como lo sabes hacer, deja que lo que no esta en tus manos, no puedes pedirle que se solucione..

desde aka...

el de siempre y que no tiene intensiones de irse por más cosas que nos sucedan