jueves, febrero 28, 2008

Dibujando un Dragón...


Suele pasar el ocio por aquí. La otra noche, nos quedamos mi León y yo conversando de mitología... ninguna en particular, aunque nos enfocamos bastante en las nórdicas y koreanas...

Qué decir... me quedé con ganas de volver a los tiempos en los que leía sobre el Viejo Egipto...
Sin embargo, mi mano parece que andaba nostálgica por otro tipo de mitología... me dejé llevar por los trazos...


Un Dragón nocturno... y el original a un lado para que no queden dudas de que fue mi mano... jeje...

(Gracias Amor por todas estas noches... ¡Te amo Xav!)

3 comentarios:

krstn dijo...

jola! ahahaha...dibujando como en los tiempos del moya..te acuerdas de los sabado de pintura?
europa como siempre aburrida...
nadie te comenta..has amigos..ahaha..mentira!
un abrazo chiqita! krstn!

Esther dijo...

Que bonito, yo lo más que he dibujado han sido garabatos, lo mío son las palbras jajajaja y mi mitología la griega...

Xavier Villavicencio Barrezueta dijo...

Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los
que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no
saben leer o no tienen con qué.
Cuando me viene el desánimo, me hace bien recordar una lección
de dignidad del arte que recibí hace ańos, en un teatro de Asís, en
Italia. Habíamos ido con Helena a ver un espectáculo de pantomima,
y no había nadie. Ella y yo éramos los únicos espectadores. Cuando
se apagó la luz, se nos sumaron el acomodador y la boletera. Y, sin
embargo, los actores, más numerosos que el público, trabajaron
aquella noche como si estuvieran viviendo la gloria de un estreno a
sala repleta. Hicieron su tarea entregándose enteros, con todo, con
alma y vida; y fue una maravilla.
Nuestros aplausos retumbaron en la soledad de la sala. Nosotros
aplaudimos hasta despellejarnos las manos.

........
Recuerdas amor, este pequeño detalle que te leia entre todo lo que se sentia en esos momentos. Ponderando las emociones, sospechosos de lo mismos encuentros y dueños de las decisiones de nuestro futuro.

Que bien nos va en estos dias de frios que nos obliga a juntarmos más y que pronto vienen esos calores que nos dejan en silencio.

te amo pequeña.. fue genial hablar de mitologia, mirar dragones en el techo y describirte que si hay fantasias es no más porque la realidad contigo es demas perfecta.