miércoles, diciembre 24, 2008

Variedad

EL ROL DE LAS PALABRAS EN LA DESPOÉTICA DE UN DADO
Ramiro Oviedo

Se me ocurre que hubiera podido vivir feliz
pastando borregos en un potrero de Machachi
pero qué vaina aprendí a leer
y aquí me tienes jodido
tratando de escribir con guantes de box
lo que no es nada fácil
porque escribir a calzón quitado
supone que la poesía está en acción
no en la percusión ni en las metáforas
entonces tengo ipso facto que hablarte
en la lengua del acto de las palabras
malabaras
es decir en la lengua de la despoética
para ser coherente con Quito
- cuerpo de mirlo-alma de bruja ranclada-
patrimonio anti-poético del mundo
...

Siempre me enamoré de ese poema... tanto que casi me lo sé de memoria, no solo por palabras sino por sentimiento. Ramiro Oviedo (siempre residente de Eskeletra) ha sido el anti-todo que me diagnosticó mi esQUITOfrenia...
A vísperas de otro año que comienza (y termina de muchas maneras) se me ocurrió pintarlo a lo bruto, no al año, sino a Oviedo... pintarlo tal como lo recordaba... Y para sorpresa mía, descubrí que ya no desfiguro tanto en acuarela...

Escribo siempre, pinto, dibujo, retrato... pero pocas son las oportunidades que tengo para mostrar mi locura tangible...
Aquí, les dejo un rostro que tiene su historia y su razón... y les dejo otro, que tiene más historia y corazón...

Jugando a los pinceles, a las madrugadas y al recuerdo...
La Belén de todas maneras...




1 comentario:

Cerberox dijo...

Amor, que al tiempo puedo leerte en estos medios; que se han insinuado las palabras y se hicieron eco.

Los días, pasan a traves de lo incierto pero lo conocido siempre será el camino que está presente en las noches.

Me gusto, tu retrato, quisiera que lo pusieras a toda calidad posible, luego te explicaré como hacerlo.

Un fuerte abrazo navideño por estos medios, ya faltan 24 eternas horas, para estar juntos.

te amo Leona :)